Seleccionar página

Hablamos con Inma del Proyecto LEADER Grupo de Acción Local de Ibiza y Formentera, un proyecto subvencionado por la Unión Europea. Este grupo trabaja en colaboración con los técnicos de pesca del Consell de Ibiza con el objetivo de valorizar la labor de los pescadores y conocer las especies objetivo de la pesca.

¿Quién tiene licencia para faenar en aguas Pitiusas?

Inma – Ibiza cuenta con una flota formada por embarcaciones tradicionales, los llamados “Llauts” que son embarcaciones de madera de entre 9 y 12 mts, que trabajan más cerca de la costa, y una pequeña flota de arrastre, que se dedica a faenar entre los 50 y los 150 mts de profundidad y obtienen principalmente pescado.

A su vez también trabajan en aguas de Ibiza ciertas embarcaciones autorizadas que vienen desde la península para trabajar en aguas más profundas donde se extrae el marisco. Parte de las capturas de estas embarcaciones se queda en la isla y parte es enviada de vuelta a la península.

 

¿Es evitable la pesca de Arrastre?

Inma – Está claro que esta práctica es agresiva a nivel ecológico, más a nivel económico y de la forma que vivimos es necesaria puesto que la pesca tradicional no puede abastecer la exigencia del mercado y las cofradías se sustentan en gran parte de la captura de este tipo de pesca. Por tanto en lo que tenemos que trabajar es que sea lo menos dañino posible.

 

Cuéntanos sobre el primer proyecto en el que trabajaste, el Gerret

Inma – El primer proyecto en el que yo participé es el ‘Proyecto de Recuperación de Seguimiento de la Flota Pesquera del Gerret’ el cual surge debido a una normativa a nivel europeo de 2006 en la que se prohíbe toda pesca de arrastre por encima de los 50 mts. El periodo de pesca del Gerret va del 15 de Octubre al 15 de Abril. La pesca del Gerret es muy particular, ya que se hace por medio de ‘cerco con arrastre’ en menos de 50 mts. Aunque a priori, esta práctica pueda parecer muy agresiva, es una pesca artesanal que se lleva a cabo con una red que se lanza para bordear el cardumen (banco de peces) y se va arrastrando sin surcar el fondo marino ni dañar la posidonia puesto que se lleva a cabo sobre arena.

Debido a la normativa europea, desde las Baleares se solicita una excepción a esta norma, dentro de la cual se contempla conceder dicha excepción a una comunidad autónoma siempre y cuando se cree un comité de gestión que evalúe mensualmente cómo se lleva a cabo la pesca.

La normativa europea especifica que la pesca de arrastre solo se puede llevar a cabo en sitios muy concretos asegurando que sean seguros y limpios, esto desveló un mayor problema, no existían mapas de la isla en los que se especificará qué zonas estaban destinadas a pescadores y que zonas se destinaban al turismo, lo cual en verano dificultaba mucho la pesca de muchas otras especies. Así pues, desde el Consell y el Grupo de Acción Local se inició un proyecto de mapeo de las zonas de pesca de Ibiza y Formentera.

Esta labor la llevó a cabo mi compañero con la ayuda de todos los pescadores en activo y de aquellos que tuviesen recuerdo de dónde se colocaban las redes fijas y de dónde se lanzaban las redes de arrastre. Actualmente esta información se está plasmando en las cartas náuticas para conocimiento de todos.

¿Cómo se establecen las cuotas de pesca?

Inma – Para establecer las cuotas de pesca del Gerret se llevó a cabo un exhaustivo estudio del estado de la población y en función de esto se crearon los ‘cuartiles’, este sistema establece que cada embarcación tiene un mínimo y un máximo de pesca que si no se llega a cubrir es un indicativo de que la población no está bien. El máximo anual es de 30,000 kilos entre todos y 800 kilos por barca y por semana como máximo, esto quiere decir que si en un sólo día se pescan los 800 kilos ya no se puede volver a salir porque ya has cogido tu cupo de la semana, aunque los pescadores sueles autoregularse con las exisgencias del mercado y capturan únicamente lo que se va a vender.

Después se evaluaba de forma mensual si se llegaba a la cantidad mínima, una vez se alcanzaba esa marca se podía seguir faenando pero en el supuesto de que en un mes no se llegaba a dicha marca se les quitaba un día de pesca para así liberar la presión sobre la población.

 

¿En qué proyecto estás trabajando ahora?

Inma – Con motivo de la interacción con el turismo tengo un proyecto en marcha estudiando los Verderoles, las crías de las Cirvia, cuya pesca tradicional también se está perdiendo y la pesca recreativa de esta especie es bastante elevada. El problema es con los ‘cerqueros’ que son embarcaciones industriales que cuentan con licencia y que buscan los bancos de peces grandes por medio de GPS y una vez localizado lo cercan entre 2 o 3 de estos barcos y lo cierran con las redes cogiendo todo lo que pueden en un solo día afectando así a la pesca tradicional.

 

Con respecto a los atuneros, ¿cómo funcionan las licencias?

Inma – Os puedo contar por encima, por que no es mi especialidad, pero así podréis entender mejor cómo funciona. La pesca del atún cuenta con unos cupos que se asignan desde el Gobierno Central a principios de año. Estos cupos, como es el caso de Ibiza, se tienen que cumplir porque si no podrían ser retirados. Pero tienen el mismo problema que los ‘cerqueros’, ya que los grandes atuneros pueden coger grandes cantidades de pescado.

 

¿Qué nos puedes contar sobre La Langosta?

Inma – El canal que se encuentra entre Mallorca y Menorca es una zona muy productiva que es muy explotada. Las dos islas funcionan por subasta, – mas en el caso de Ibiza y Formentera no es así, esto tiene como ventaja que protege al sector valorando el trabajo, sin embargo, la desventaja de no contar con subasta en las Pitiusas es la competencia en el precio de mercado.

A raíz de esto el Consell de Ibiza inició la primera campaña de marcaje de las Baleares, con una etiqueta identificativa. Esta iniciativa se amplió, desde Peix Nostrum, a todas las piezas por encima de 1 kg, para distinguirlas de las que usan en Mallorca o Menorca las de Ibiza llevan impreso ‘Peix Nostrum/Ibiza Sabors’. Esto significa que todo pescado que no lleve estas etiquetas o no ha pasado por cofradía o no es de Ibiza, por tanto cuando queramos degustar un Bullit de Peix, una paella o simplemente el pescado fresco del día, deberíamos solicitar ver la pieza con su etiqueta, o en su defecto la etiqueta sola. Es una forma de poner en relevancia y controlar la publicidad engañosa.

¿Es obligatorio formar parte de la cofradía?

Inma –  Si, todo pescador tiene que estar asociado a una cofradía, si es profesional no puede operar por libre.

¿Cómo puede saber el consumidor qué es pescado fresco y de la isla?

Inma – Como hemos comentado anteriormente lo mejor es fijarnos en el etiquetado, tanto en las etiquedas identificativas de pescados de mayor talla como en las etiquetas identificativas que encontramos en las pescaderías, donde se indica que el pescado es de Ibiza.

A mií me gusta recalcar mucho una frase de un pescador de Cabo de Gata ‘Tenemos que comer pescado con cabeza’, evidentemente el juego de palabras existe, pero la intención de la frase no es el significado literal sino el hecho de que veas el pescado entero. El ritmo de la sociedad actual no contribuye al km0, si no todo lo contrario, la gente quiere la ‘comida rápida’ sin tener que hacer mucho y todos esos productos generan más residuos y contaminación.