Seleccionar página

Día de la Gastronomía Sostenible

Para Ibiza Produce el 18 Junio, Día de la Gastronomía Sostenible, es una fecha importante, una que no podemos dejar de celebrar y queremos hacerlo como se merece.

Términos como gastronomía sostenible o slow food forman parte ya de un ‘movimiento’ en expansión a nivel mundial e Ibiza no se queda atrás. Desde Ibiza Produce nuestro principal objetivo es impulsar la producción y distribución del producto local contribuyendo así a una gastronomía local de máxima calidad que va de la tierra a la mesa y con Zero Waste (Residuo Cero).

 

La perspectiva del chef

Cada vez son más los chefs, como Boris Buono de Taller del restaurante Taller de Tapas, que optan por la comida ecológica o sostenible ya que son grandes conocedores y consumidores del buen producto, no solo para aquellos que consuman sus deliciosas creaciones, si no también para la economía y producción local.

 

«Necesitamos tener una conversación sobre el precio de los alimentos y adoptar una nueva perspectiva sobre cómo vemos la agricultura.»

Boris Buono, Taller de Tapas by Ibiza Food Studio

 

Si tenemos en cuenta que Ibiza es un destino turístico icónico y con gran variedad de oferta y demanda, no nos sorprende que la gastronomía sostenible se haya convertido en un motivo más, y en pleno crecimiento, para visitar la isla en cualquier época del año. Todos sabemos que se nos conquista por el estómago y uno de los placeres de viajar es poder degustar, además de los platos tradicionales, grandes creaciones o productos de alta calidad y delicioso sabor gracias a la producción sostenible.

 

Un sistema alimentario sostenible

Pero Ibiza no es solo turismo, Ibiza tiene una gran tradición en la agricultura y en la producción de una gran variedad de verduras, hortalizas, legumbres y frutas, más los tiempos cambian y lo que antes era consumo propio hoy la producción local no cubre la demanda existente. Si bien es cierto que las explotaciones agrarias tiene capacidad para aumentar la producción, resulta una ardua tarea si no existen garantías de una demanda estable.

Es importante que, en una isla como Ibiza que vive del turismo, se encuentre un equilibrio entre los productores locales y los profesionales del sector de la hostelería. Si alcanzamos una colaboración estrecha entre ambas partes no solo estaremos proporcionando un producto de calidad, local y sostenible si no que estaremos contribuyendo a la economía de la isla, a la conservación del territorio y, vamos aún más lejos, posicionaremos Ibiza en el mapa como destino turístico sostenible atrayendo a un turismo de calidad que entiende, valora y desea disfrutar de la gastronomía local y sostenible.

 

Consumo local

Además hay otro objetivo que no podemos descuidar y es el consumo local. Lamentablemente no todos los residentes de Ibiza conocen la gran oferta que existe en la isla y, además, tienen el concepto equivocado de que producto sostenible es igual a producto caro. Aun así, es gratificante ver como cada vez más gente decide consumir producto local y como muchos otros escogen la producción local sostenible como profesión y estilo de vida, además de que muchos jóvenes ibicencos que se interesan por sus raíces y tradiciones y deciden recuperar los campos abandonados y volver a explotarlos como sus antepasados hicieron durante décadas.

Como el refrán dice ‘no hay mal que por bien no venga’ y la Pandemia del Covid-19 es un gran ejemplo de ello. Esta situación ha contribuido, de forma totalmente orgánica, a un gran aumento del consumo de producto local sostenible entre la población ibicenca permitiéndonos mostrar mucho más los proyectos agrícolas existentes, dando a conocer los comercios con venta de producto local así como la gran variedad de establecimientos en los que la gastronomía sostenible es la protagonista.

Finalmente, ¿qué podemos hacer cada uno de nosotros? Para empezar, la educación en las escuelas y en casa, es una de las principales claves. Es importante que entendamos que el consumo de productos envasados así como una alimentación poco consciente no contribuyen a una vida ni un planeta saludables. Ha llegado el momento de consumir de forma consciente y responsable.

 

Ahora, ¡a la mesa!